Especial de Halloween: El “Arte del Terror” en la pintura

Sin adentrarnos en la historia y los orígenes de la celebración de “Halloween”, y centrándome solo en una de sus características principales: “El Terror y el Miedo”, he querido mostrar una serie de manifestaciones artísticas en torno a estos conceptos horripilantes. Cinco capítulos que mostrarán como diversos artistas nos han manifestado escenarios, personas e ideas que han causado miedo de las más diversas maneras, algunos incluso a tener efectos de pánico en las masas.

En este primer capítulo veremos como la historia de la pintura está plagada de autores que han retratado sus pesadillas, sueños, o simplemente una realidad tétrica del mundo.

 

El Papa (1949) Francis Bacon

El Papa: Es una interpretación del Papa Inocencio X, de Velázquez. Se decía que Francis Bacon disfrutaba pintar después de sus noches de distorsión, y con resaca intentar re organizar el mundo. Bacon admiraba la obra de Velázquez, y convirtió la figura de el “Papa” en el emblema de los horrores cometidos en nombre de la religión a lo largo de la historia. Por eso nos muestra un protagonista absolutamente expresivo, con un rostro huesudo, cadavérico, una imagen realmente fantasmagórica.

 

 

 

Saturno devorando a un hijo (1819-1823) Francisco de Goya
La obra Saturno devorando a un hijo pertenece a la seria Pinturas Negras. La cual muestra al Titán Chronos devorando a uno de sus hijos, según el mito, el titán se comía a sus hijos conforme iban naciendo por miedo a que alguno de estos lo destronara.

Una obra que por su concepción nos habla del miedo, y que además con una imagen horrenda nos muestra un acto macabro de canibalismo, como es el de comerse a su propio hijo.

El tema de Saturno está relacionado, según Freud, con la melancolía y la destrucción, y estos rasgos están presentes en las pinturas negras. Con expresión terrible, Goya nos sitúa ante el horror caníbal de las fauces abiertas, los ojos en blanco, el gigante avejentado y la masa informe del cuerpo sanguinolento del supuesto hijo.El cuadro no solo alude al dios Cronos, que inmutable gobierna el curso del tiempo, sino que también era el rector del séptimo cielo y patrón de los septuagenarios, como lo era ya Goya.

Wikipedia

Judit decapitando a Holofernes (1613) Artemisia Gentileschi
Es una pintura de la italiana Artemisia Gentileschi, muestra una de las escenas del antiguo testamento más representadas en el arte a lo largo de la historia. La composición triangular de la escena es típica del periodo del Renacimiento y mantenida en el Barroco, donde se muestra como Artemisa junto a su criada le cortan el cuello a un general enemigo: Holofernes.

La obra es oscura, y muestra un asesinato a sangre fría, donde la autora lo hace con sus propias manos, con su propia fuerza, no se ve mas que determinación en la expresión del rostro de las perpetradoras, ni un ápice de duda, con una frialdad absolutas.

 

Necronom IV de Hans Rudolf Giger
Es difícil pensar que una criatura así haya salido de la mente de quien haya sido un diseñador de interiores. Pero antes de dedicarse a la pintura, y antes de saltar a la fama en el cine, Hans se dedicaba justamente a eso. Se dice que las pinturas (hechas con aerógrafo) estaba basadas en pesadillas que lo acosaron constantemente. El arte de Necronom IV y otras pinturas similares fueron la base creativa para desarrollar los seres de la saga de peliculas “Alien”, es justo decir que todos los que vimos las películas fuimos presa del miedo que era capaz de generar la historia y las imágenes. De solo mirar la pintura de Hans, incluso sin haber visto las cintas, podemos sentir miedo de la existencia de una criatura así.

 

Pinturas de Zdzislaw Beksinski
El mismo Beksinski calificaba sus pinturas y dibujos de góticos. Marcadamente macabros, oníricos incluso y surrealistas, representan escenarios de muerte, guerra, seres extraños que muchos podríamos interpretar como tenebrosos. Es como ver representada alguna de tus peores pesadillas, donde los monstruos y escenarios que solo ves en tus sueños están ahí, enmarcados.

 

La cara de la guerra (1940) Salvador Dalí
Considerada como una de las obras más impactantes, oscuras y surrealistas de Dalí, fue pintada tras la Guerra Civil Española. La expresión del cráneo decapitado refleja el dolor, el temor, la muerte y el sufrimiento causados la guerra. La obra no solo da miedo en si, sino que también por su concepto, por que despierta los horrores que significa la guerra y la muerte del ser humano.

 

 

Hércules Matando a los Niños atribuida al veronés Alessandro Turchi (1578-1649)

La pintura que actualmente se encuentra en el Museo Nacional de Bellas Artes, muestra como mata a sus hijos. De grandes proporciones, al mirarla en vivo podemos casi sentir que estamos en presencia del semi dios, aterrorizados por la matanza a los infantes. Podemos ver cómo las mujeres huyen o protegen a los demás niños. Pocas cosas pueden aterrorizarnos mas que la muerte de nuestros propios hijos, o de la maldad de alguien a quien no le importa matar.

Esta escena representa el ataque de locura enviado por la diosa Hera a Hércules. Es en ese momento, que “en medio de la enajenación, el semidiós mata a sus hijos y, probablemente, a dos de sus sobrinos”

– Marianne Wacquez, encargada de Colecciones del MNBA

 

Ilustración de la Torre Entel por Carlos Eulefi
El ilustrador Chileno nos muestra una visión apocalíptica de un Santiago destruido, donde lo único que se ve en pie es la Torre Entel. Un santiago destruido quien sabe por qué catástrofe, no mucho más que un terremoto o un tsunami, que es lo que al parecer estamos acostumbrados, pero no exentos de miedo al respecto por sus devastadoras consecuencias.

 

Comentarios

Adolfo Merino

Twitter: @_dercein "No te tomes la vida demasiado en serio. Al final, no saldrás vivo de ella"