tierra_quemada-754683176-large

Rescatan primera película argumental a color registrada en Chile

La versión en 35 mm de “Tierra quemada” fue encontrada por el equipo del Festival Internacional de Cine Recobrado de Valparaíso. Actualmente, la cinta está restaurando para su re-estreno en octubre próximo.

Estrenada el 26 de agosto de 1968, Tierra quemada es el primer largometraje argumental en color filmado en Chile. Dirigida por Alejo Álvarez, la cinta fue producida por Emelco, la misma empresa que realizaba los noticiarios y documentales, y que será parte de la franja dedicada a la Memoria Chilena en la 22ª versión del Festival Internacional de Cine Recobrado de Valparaíso, que se realizará a fines de octubre en el Teatro Municipal de la ciudad.

Ya  desde la década del 50 empresas como Emelco, Cineam o Cinep venían realizando documentales institucionales usando los dos sistemas de filmación en color que eran los más accesibles y relativamente baratos: Eastmancolor y Ferraniacolor, cuyos resultados, lejos de ser perfectos, permitían al público contemplar en color a otros chilenos y diversos paisajes de nuestro país.

Emelco será el motivo de esta franja donde, además de Tierra quemada, se exhibirá el Mundial de Fútbol de 1962, una selección del Noticiario Nacional y otros documentales dirigidos por Alejo Álvarez. Las muestras será presentadas todos los días por dos investigadoras de Santiago, la Doctora en literatura Ximena Vergara, y la periodista Antonia Krebs, ambas con diversas investigaciones sobre el noticiario chileno de la década de 1920.

La cinta en 35 milímetros data de su fecha de estreno, en 1968. “La copia fue encontrada en una bodega de un antiguo cine de Valparaíso, con las latas oxidadas y corroídas. Actualmente la Cineteca del Pacífico está trabajando en su restauración, tras el desgaste del material ocasionado por la tierra, la humedad y el deterioro tras 50 años de abandono. Consideramos fundamental reparar la película para poder verla una vez más y poder mensurar los esfuerzos de estos pioneros del cine nacional”, expresó Jaime Córdova, director del Festival Internacional de Cine Recobrado de Valparaíso.

 

Western a la chilena

Alejo Álvarez, actor, cineasta, guionista, músico y actor de radioteatros, había comenzado su carrera actoral en Valparaíso, por allá en 1938, interpretando a José Manuel en la primera película totalmente sonora hecha en Chile: El hechizo del trigal, dirigida por Eugenio de Liguoro, un inmigrante cineasta italiano que aterrizó en el puerto y convenció a la colonia italiana del lugar para producir este filme. La película fue restaurada por la Cinemateca del Pacífico y Cineteca Nacional el 2012.

De ahí Álvarez (nacido en 1913, como Alejandro Angelini Wiedmann) aparece como actor en otra película dirigida por De Liguoro: Entre gallos y medianoche. La década del 40 lo encontrará trabajando en radioteatros como El monje loco. Contratado por Emelco en la década siguiente, dirige varios documentales, algunos de ellos en color como La Antártida Chilena.

La temática de Álvarez, tanto en las películas en que actuó como en las que dirigió, y en sus documentales también, siempre gira en torno a lo rural, el agro, las cooperativas, los trabajadores agrícolas.  Su interés por desarrollar un cine popular se vio reflejada en la adaptación de elementos de las películas del Oeste y del cine de charros, hecho en México, a personajes y situaciones locales

Tierra quemada es la comprobación de aquello, de un discurso que presenta un campo dividido por las luchas de poder, la venganza y la opresión, sin llegar nunca a mostrar una ideología o una postura política diáfana, sólo anecdótica, y que obliga a interpretar la simbología y la orientación de este director.

Más allá de los defectos y virtudes que este acontecimiento cinematográfico pudo tener en su época (320.000 espectadores en sus primeras 5 semanas de exhibición, en comparación con Tres tristes tigres de Raúl Ruíz, que tuvo menos de 60.000), la película se erige hoy como la primera vez que el color llega al cine chileno. Ver y escuchar a Pedro Messone cantando El solitario es una agradable experiencia, y encontrarse con actores como Tennyson Ferrada, Lucho Córdoba, Elena Moreno, Jorge Boudon y Julita Pou, es volver al pasado, volver a una época donde las estrellas del  teatro y la radio hacían sus apariciones en la pantalla grande.

Comentarios

Comments are closed.