Crónicas de un Yogui Urbano

A través de las palabras podemos lograr comprender algunos aspectos profundos de la vida y así dejar fluir el inconsciente. En estas crónicas deseo transmitir experiencias y reflexiones desde el corazón, desde la vivencia consciente. Yogui urbano es una definición abierta, es una forma de decir o hacer, es vivir en la ciudad con principios empáticos y conscientes, no me refiero a practicar el yoga físico necesariamente, más bien me refiero a la meditación esencial en un contexto contemporáneo, con esto quiero explorar en parte la filosofía del yoga comprendida libremente y con un enfoque moderno, subjetivo si se quiere, mi motivación nace en la necesidad de transmitir y transformar, creo en lo profundo, que la mente es la clave para realizar un cambio social, político y material, la mente es la madre de la creatividad y desde ahí quiero entregar estas crónicas, estas ideas, comentarios y situaciones que espero sean semillas de futuros bosques de múltiples colores inexistentes. A propósito, quiero partir esta primera crónica con la eco-meditación, la posibilidad de enlazarnos con la naturaleza de manera intensa, alegre y profunda…

ECO-MEDITACIÓN
Cuando los mortales van silenciosos por el bosque, en el aire suave hallan a un dios luminoso. Hölderlin

Eco-espiritualidad

La naturaleza es un organismo con un aspecto físico y un aspecto espiritual, es un ser integral, el planeta es un ser vivo, un organismo en el cual vivimos y por lo mismo somos parte de él, para entablar una relación con la naturaleza perfecta es necesario recuperar el agradecimiento consciente de lo que recibimos de la tierra, tomar consciencia plena que la tierra nos da alimentos, aire, agua, la vida; por lo mismo, tener una actitud arrogante frente a la naturaleza resulta destructivo, y es esta actitud la que nos está causando tanto sufrimiento en este momento a nivel ecológico, no respetamos nuestra madre tierra, la tratamos como un objeto, como una cosa sin consciencia, sin ser, ignoramos su espiritualidad, su corazón, su entidad, su persona planetaria. En la antigüedad se veneraban los elementos con un gran respeto y amor, se agradecía el alimento, la salida del sol, se saludaba a los animales, a los árboles, al río, se pedía perdón al animal al ser cazado, se le explicaba que su sacrificio serviría de alimento a toda la tribu, esa consciencia espiritual es de la cual habla la eco-espiritualidad, la tierra está muriendo y eso es por tratarla como un objeto desechable, violamos día a día a nuestra madre y no nos importa.

Eco-espiritualidad es sensibilizarnos al aspecto espiritual de la naturaleza, más allá de nuestras creencias religiosas, nos insta a despertar nuestra consciencia a una realidad existente pero que no somos capaces de percibir con los cinco sentido. Al fluir con la naturaleza, fluimos con la consciencia del planeta y así el hombre tiene una relación en armonía con la naturaleza, una relación amigable, una interacción cooperativa, volvemos al contexto sagrado de nuestros ancestros. El camino actual del hombre, está más que claro, nos llevará a una extinción generalizada de la vida en el planeta, por lo mismo, es demasiado importante rescatar la espiritualidad de la naturaleza, entablar una positiva comunicación con nuestra tierra a través de la meditación, del lenguaje del espíritu, del arte sanador.

Si comprendemos que somos hijos y no señores del planeta, nuestra actitud cambiará, no debemos caer en la arrogancia de creernos dueños de los animales o del planeta, somos una especie más de todas las existentes, nuestras capacidades espirituales nos permiten ser armonizadores de la naturaleza, somos un organismo colectivo, no somos individuos aislados realmente, lo que hacemos influye en nuestro entorno, no sólo a nivel físico sino a nivel espiritual, la naturaleza en su colectividad tiene una consciencia vasta, una sabiduría innata y un poder maravilloso, nosotros somos parte de esa consciencia colectiva, no podemos seguir ignorando nuestra interconectividad con el planeta.

Consciencia dévica  

Llamaremos Devas a las consciencias-energías que están en el plano espiritual de la naturaleza, nuestros ancestros nos hablaban de los dioses, de los espíritus de la naturaleza, ese principio es necesario volver a utilizarlo, pero ahora podemos llamarlos consciencias dévicas, estas consciencias son la vida, la identidad, la esencia espiritual de la roca, el árbol, el agua, todo tiene vida consciente, en un nivel distinto al nuestro, por lo mismo eso no significa que son cosas, todo tiene consciencia, vida, muchos investigadores psíquicos con clarividencia han podido detectar y ver estas entidades naturales. Nuestro folclor está inundado de cuentos, historias de espíritus y hadas, lógicamente todo esto habla de una realidad, pero adornada con la ficción. Las consciencias dévicas son el aspecto espiritual de la naturaleza y si nos acercamos a ellas con respeto, amor y amistad, podremos entablar una conexión consciente, la meditación, el silencio interior son las herramientas básicas para poder abrirnos a este mundo maravilloso, de esta forma podremos sanar, curar y ayudar a la naturaleza en estos momentos críticos.

Eco-meditación

La meditación en medio de un bosque es una experiencia maravillosa, revitalizante, que expande nuestra consciencia, nos une al entorno y si guardamos el silencio, esperando sin preocupación, receptivos dejando de lado la mente racional, podremos escuchar a los devas, a las consciencias dévicas, podremos entablar una comunicación espiritual con la naturaleza. La eco-meditación es una meditación integral focalizada en la unión holística del hombre con la naturaleza, en donde el hombre es un resonador de consciencia, atrayendo a los devas y realizando una comunicación directa con las fuerzas de la naturaleza. A través del silencio interior y el anhelo de hablar con los devas, el meditante podrá conectar con las consciencias que habitan mares, montañas, árboles, etc. El meditante a través de diversas técnicas energéticas meditacionales limpiará, purificará, renovará y potenciará a la naturaleza.

Canto primal, tambor y música sanadora

Existen métodos inclusivos y complementarios a la eco-meditación para armonizarnos con la naturaleza, y uno de esos métodos es el canto primal o la mantralización, siendo herramientas poderosas, nuestra palabra convoca a los devas si es que sabemos hacerlo, ese era el sentido primordial de los poetas, de los bardos, de los hechizos antiguos, la palabra junto a la concentración, la palabra de poder, creadora y generadora de vida. Es importante tomar conciencia de que es posible hablarle a los árboles, a los ríos, a las piedras, cantarles y escuchar su canto, ellos reaccionan a nuestra palabra. Junto a esto está el tambor sagrado, con el que podemos entrar en un estado de trance espiritual, en el cual la naturaleza se revela en toda su majestad, también está la música sanadora de cuencos, que activa nuestros centros energéticos y también invoca a los devas.

Todas estas herramientas usadas con poder pueden ayudar a zonas determinadas que estén contaminadas, realizar conciertos de purificación en los cuales se canten mantras junto a música sanadora podrían curar grandes zonas de naturaleza enferma, es cierto que los devas y la madre tierra nos agradecerían si lo hiciéramos.

La acción consciente es necesaria para realizar cambios, la eco-meditación es una nueva forma de enfrentar la ecología, desde el corazón de la naturaleza, desde la paz, desde la elevación de nuestras consciencias, desde la recuperación del lenguaje de los espíritus de la naturaleza, la eco-meditación es la vía de re-encuentro con los antiguos dioses de las montañas y de los bosques, la eco-meditación se presenta como una vía de sanación espiritual del planeta, sin dejar de lado lo físico, sino siendo integral en su enfoque, los movimientos ecológicos contemporáneos suelen olvidar este aspecto espiritual tan importante y es por esto que la eco-meditación se presenta como una manera renovada de ecología y de elevación espiritual.

 

Álvaro Robles G.

Poeta, Artista, Yogui Urbano.

http://alvarorobles.wix.com/arte

 

Álvaro Robles

Poeta, Artista, Músico, Yogui Urbano. Su creatividad la ha expresado en diversos formatos como la poesía, la pintura, el cine, la fotografía y la música. Recientemente fue publicado su libro de poesía y dibujos "El Canto de Abraxas" en Buenos Aires, Argentina.