Especial: “Arte del Terror en la Literatura”

Siguiendo con la 4ta entrega de nuestro Especial de Halloween: Arte del Terro en el Arte, ya hemos revisado el terror onírico de la pintura, el horror de la vida real con la Fotografía, y las perturbadoras creaciones de algunos escultores.

Ahora le toca el turno a la literatura, tal vez una de las ramas más populares del arte en cuanto a terror se refiere, abundan las listas sobre las “10 mejores novelas de terror” y la verdad es que la mayoría de nosotros hemos escuchados nombres como Edgar Allan Poe, H. P. Lovecraft y Stephen King, por nombrar a los más connotados, y con razón que lo son, por lo que en este capítulo no me centraré una lista de novelas que seguramente todos conocen, si no que realizaré un breve repaso sobre el nacimiento de la literatura de terror, posiblemente la inspiración para el resto de las demás manifestaciones artísticas que buscan infundir miedo. ¿Cual fue el primer libro de terror?, ¿por qué daba miedo leer sobre vampiros y castillos encantados? ahora los zombies no asustan, en realidad muchos esperan con ansias un apocalipsis zombie para poder salir con una escopeta o un bat de beisbol a matar sin sentimiento de culpa, ¿qué es lo que da miedo entonces?

Primera página de “El Castillo de Otranto”

Narrativa Gótica

Comencemos por el principio, antes de la Literatura de Terror, existió lo que se conoce como Narrativa Gótica, siendo su primer expositor el libro El Castillo de Otranto”, ambientado justamente en un castillo gótico sobre el cual pesa una horrible maldición. El libro, publicado en 1764, catapultó el género que fue muy popular sobre todo durante el siglo XVIII y el siglo XIX. En aquella época no existía el cable, ni los efectos especiales del cine que ahora conocemos tan bien como se hacen, por documentales o videos de Youtube, sabes que no existen cosas como las maldiciones y las casas embrujadas, pero para una persona de 1700 o 1800 eran cosas que podían considerarse cotidianas, en una época en que lo paranormal caminada de la mano con lo mundano, ya sea por creencias religiosas, por una cierta ignorancia educacional y científica, era bastante “fácil” escribir un libro ambientado en un antiguos castillo, cargado de cierta atmósfera sobrenatural y simplemente asustar al lector al evocar esas imágenes tétricas.

El Terror Psicológico

Si antes el terror se centraba en la ambientación y los monstruos para producir miedo en los lectores, el siglo XIX trajo consigo un nuevo paradigma en el género, de la pluma, primero de Sheridan Le Fanu y posteriormente con Edgar Alla Poe llegó no solo la ambientación, si no que la generación de angustia interna en quienes leían sus relatos.

Hasta el día de hoy se pueden leer los relatos de Poe, los de Lovecraft, y por supuesto los de Stephen King y sentir angustia, cierto temor e incluso miedo, al punto de tener que encender todas las luces de la casa, ya que dichos autores no dependen tanto de fantasmas y monstruos -que si bien aparecen en algunos- si no mas bien de suspenso generado por la propia lectura de sus historias.

La actualidad

En la actualidad el genero comienza a abarcar temáticas mucho mas diversas que las de la “simple” sobrenaturalidad, y se diversifica a los temores que pueden significar angustia en el día a día del siglo XXI, así es como la Guerra Nuclear, los desastres financieros, plagas de súper virus, manipulación genética o bombas biológicas y ataques terroristas son los nuevos temas de la actual literatura del terror. Los libros de Michael Crichton, catalogados como Tecno Thriller, son un buen ejemplo de esta nueva narrativa del miedo, en donde nos sentimos temerosos de los avances de la tecnología y de lo que puede suponer para desastres a nivel global.

¿A qué le temes tú?

 

 

 

 

Comentarios

Adolfo Merino

Twitter: @_dercein "No te tomes la vida demasiado en serio. Al final, no saldrás vivo de ella"