Exijo Ser un Héroe: Proyecto musical que trae de vuelta los 90′ y a Los Prisioneros

Blasfemia Teatro” ,  es una agrupación teatral que nace de la inquietud de amigos actores por crear originales montajes con un potente sentido social, como lo fue la obra “Yo puedo, Tú puedes” durante el 2016, que trató sobre la violencia contra la mujer, quienes hoy vuelven a entrar a escena con una interesante propuesta que lleva por nombre “Exijo ser un Héroe” , una obra musical que tiene como eje principal las canciones de la histórica y popular banda Los Prisioneros, y que se enmarca en la época de los 90′ y los procesos  sociales y artísticos que acontecieron en esos tiempos.

 

14067711_1270478369643452_1668344950264906531_n

 

Salvador Salazar es el director de la compañía artística, quien habló en entrevista con Captura Cultura para contarnos un poco más de este proyecto autogestionado, el cual se presentará durante este 2017 en varios puntos de la capital.

¿Cómo nace este proyecto musical que posee gran influencia de Los Prisioneros?

La idea de formular una obra o texto de Los Prisioneros fue algo que me surgió durante el año 2011, donde existían muchos procesos complejos para poder desarrollar la idea de manera real, por lo que esta idea durmió durante unos años, hasta que en el 2013 junto a la cineasta Ángela Godoy rescatamos el proyecto y se desarrolló un guion conceptual.

Finalmente, el proyecto tuvo que esperar tres años más para que en el 2016, la compañía ahora formada “Blasfemia Teatro”rescatara dicho proyecto y desarrollara todo el complejo proceso de producción que ha llevado y sigue llevando de manera autegestionada.

 

¿Qué es lo que se quiere abarcar con este montaje?. Cuéntanos un poco más sobre su trama. 

Con este montaje queremos hacer diferentes cosas; en primera medida, rescatar la música chilena, brindando un tributo a una de las bandas y músicos más importante del último tiempo. Al mismo tiempo mostrar que muchas cosas que sucedieron en el pasado, siguen pasando hoy en día, que muchas sensaciones son atemporales, y que estamos expuestos a problemas siempre, pero hay que entender cómo tratarlos. Cabe mencionar que el montaje no es una biografía de Los Prisioneros, ni tampoco pretende serlo.

 “Exijo ser un Héroe” es una historia ficción, de un grupo de amigos durante los años 90s que se conocen al entrar a estudiar ciencias políticas la Universidad de Chile. Estos deciden armar una banda y por diferentes razones van perdiendo el camino de lo que realmente buscan.

 

14671131_1335774136447208_1977167052558038895_n

¿Quiénes componen el elenco, y cómo ha sido la experiencia de interpretar canciones de la época y de la popular banda?

Hay doce personas que son parte del elenco, el elenco está dividido en dos equipos. Danza&Coreografías, y por otra parte Actuación.

Ha sido interesante sumergirse en el proceso de “Exijo Ser Un Héroe”, ya sea buscando referencias típicas chilenas de los años 90s, los vestuarios, la forma que se dicen las cosas, entre otros aspectos.

En la parte musical es, redescubrir y analizar canciones que se dan vuelta completamente, pues muchas canciones adquieren nuevos significados a la hora de estar ensayándolas, además de estar inciertas dentro de ciertos contextos específicos.

Es así como “Estrechez de Corazón” dentro de la obra aparece como una canción contra el maltrato de la mujer. Por otra parte, estar en el proyecto permite apreciar algunas piezas más ocultas de Los Prisioneros e igual o más valiosas que las que todos conocemos, se me vienen a la mente “Es Demasiado Triste” o “San Miguel” que no son tan conocidas por la mayoría.

 

Cuéntamos sobre las dificultades y el arduo trabajo que ha significado realizar un proyecto autofinanciado. ¿Consideras que existe un escaso apoyo a estas iniciativas (ya sea estatal o privado), o a la industria del teatro chileno en general?

Por una parte, el proceso a sido muy largo desde el origen del proyecto y por diferentes factores que congrega “Exijo ser Héroe”, como son los derechos de autor, la producción, buscar aliados estratégicos y buscárselas de manera de autogestión, por ese lado sin duda que ha tenido un esfuerzo no menor.

 No voy a decir que no existen fondos para el teatro, porque si hay, están los Fondart y algunas otras instancias, pero estos generalmente están un tanto predeterminados para quienes concursan en ellos, y para las personas o agrupaciones que no tienen tanta experiencia, corren con una mochila más pesada a la hora de competir con los Titos Nogueras, los Alfredo Castro, etc.. Además, sabíamos que en su momento no contábamos con las licencias de las canciones, con lo cual se hacía mucho más difícil. Eran muchas trabas que decidimos no entramparnos y hacer la carrera difícil de la autogestión, para poder tener los frutos que deseábamos, y hasta este punto si hemos conseguido muchos.

Seguimos buscando aliados estratégicos para poder llevar la obra según los planes, algunas municipalidades nos han tendido las manos al igual que algunos auspiciadores. Es una labor ardua, aun así, es un tanto reconfortante saber que algunas marcas u organizaciones confían en el proyecto y ponen de su parte, incluso más fácil y con menos trabas que el gobierno, el cual debería cumplir con la labor.

Nos habías mencionado que han tenido conversaciones con Jorge González sobre la propuesta y por un tema de derechos. ¿Cómo recepcionó él la idea de este montaje? ¿han habido conversaciones con los demás intergrantes de Los Prisioneros, como Miguel o Claudio?

Tuvimos conversaciones y reuniones con el representante de Jorge González, esta persona actuó como interlocutor entre “Blasfemia Teatro” y Jorge González, debido a la extrema situación de salud en la cual se encuentra Jorge, es por esto que la relaciones con él han sido muy acotadas. Sin embargo, Jorge ha aprobado la obra y el uso de sus canciones dentro del contexto de la obra, se mostró grato que se rescate la historia de Los Prisioneros por la parte artística-musical, más que de tipo biografía, como sucedió con la serie de Chilevisión.  Alfonso Carbone, su manager, también se mostró interesado en el proyecto, esto ha facilitado la unión de la compañía con cercanos a Jorge, muy probablemente músicos cercanos a Jorge González serán parte de la obra.

Por otra parte, con Claudio Narea tuvimos la oportunidad de contactarnos directamente con él. También se mostró agradecido por el montaje y el proyecto. Con Miguel Tapia estamos en actuales conversaciones por lo que no podemos Adelantar mucho lo hablado con él.

¿Qué se espera de este musical cuando ya pueda ser mostrado al público?

 De este musical tenemos altas expectativas, el estreno está pensado para junio o mayo, esperamos estar en el Teatro Azares ubicado en Vicuña Mackenna, También nos gustaría llevar este proyecto a diferentes comunas de la Región Metropolitana, pues sentimos que Los Prisioneros son una excusa increíble para ver teatro, a la vez que ver teatro es una excusa muy buena para escuchar los prisioneros. Ojalá las áreas culturales de los municipios puedan poner atención en el proyecto para visitar la región con la obra.

 

Mientras esperamos el estreno de esta gran obra, puedes seguir sus ensayos a través del facebook de la compañía https://www.facebook.com/BlasfemiaTeatro/?fref=ts

Difusión contactar a: Salvador Salazar

Correo: salva.salazar.rivas@gmail.com

Carolina Ibarra

Periodista, investigadora, editora, redactora, fotógrafa.