Moises Hasson: el coleccionista de la Sátira Política Chilena

Hace un tiempo se publicó el libro “Sátira Política en Chile”, de NautaColecciones, el cual recoge 150 años de publicaciones satíricas sobre la política en nuestro país.

La sátira es un género periodístico donde el humor, la literatura y el dibujo, se combinan con un objetivo político. Sus primeras expresiones en Chile se remontan a la elección de diputados en 1811, e inicialmente se trató de pasquines y volantes callejeros a través de los cuales partidarios y detractores de la Junta de Gobierno se dedicaban mutuamente versos burlescos. Entre estos destacó La Linterna Mágica, un periódico redactado por Manuel de Salas, que dedicó sus mejores chistes a ridiculizar al caudillo penquista Juan Martínez de Rozas.

Memoria Chilena

En Captura Cultura, tuvimos el placer de conversar con el autor de esta publicación, Moises Hasson, quien nos contó un poco mas de la obra y lo que significa para él.

Moises es ingeniero en informática, es magíster en Ciencias con mención en computación y luego de 25 años de experiencia en el área, continúa dado clases sobre su materia, la cual le apasiona de sobremanera. Pero su carrera y la docencia no son su única pasión, ya que es un concienzudo coleccionista y amante de la historia. Nos cuenta que se ha especializado en la creación más popular, en el PULP, Ciencia Ficción chilena y por supuesto en el cómic y la ilustración, colecciona revistas y libros, e incluso a comienzos de los 80′ publicó un fanzine.

Cuando le preguntamos sobre su motivación para realizar esta obra, nos habla de la importancia de la existencia de este tipo de catálogos, los cuales deben ser interesantes, y sobre todo que destaquen el producto nacional y lo muestren al mundo. “Como coleccionista e investigador valoro mucho la existencia de catálogos, o sea la lista o relación ordenada con algún criterio de libros,documentos, monedas y que generalmente contiene una breve descripción del objeto relacionado y ciertos datos de interés. Y por otro lado desde hace muchos años yo tenía innumerables libros en inglés con la historia de la ciencia-ficción profusamente ilustrados y de formato de gran calidad.  Fue la unión de estos dos elementos que me llevó a hacer este trabajo.  Nadie puede razonablemente coleccionar revistas sin saber cuáles y cuántas revistas se hicieron.  Y por otro lado esa relación debe ser entretenida, informativa. Y claro, la idea es que sirviera para todo el lector. Para el nostálgico, para el que estudia la materia, etc. Y si la recopilación es tan extensa, es porque la historia nuestra en esta materia lo es. Y es importante destacarla y mostrarla al mundo.  Yo dispongo de varias enciclopedias mundiales del cómic y Chile no aparece ni siquiera citado.  Debemos luchar para cambiar eso, para relevar nuestra historia“.

Me gusta mucho Hervi de la época clásica de fines de los 60 y 70. Su formación de arquitecto lo lleva a armar viñetas con mucha amplitud, y muy citadinas. De los más antiguos yo destacaría a Luis Fernando Rojas y Moustache (Julio Bozo). Hoy día destaco a Malaimagen por su asertividad para dar justo en el tema con pocas viñetas.

Todos hemos disfrutado en más de alguna oportunidad con el humor político, con los comentarios de Coco Legrand, antiguamente con Topaze, el Jappening con ja, y más actualmente con Mala Imagen, por nombrar algunos; nos hemos reído e incluso hemos reflexionado al respecto, pero, ¿es posible que este humor cambie nuestras percepciones, que influya en nuestra opinión?. Moises nos da su punto de vista: “Hay variados estudios al respecto, y no hay una respuesta clara. Por ejemplo se ha estudiado con experimentos la posible influencia del humor tipo stand-up comedy en la opinión y pensamiento de las personas respecto a la política.  No hay resultados determinantes.  En general el impacto es limitado, y de corto plazo. Pero –insisto- no hay aún una claridad al respecto. Hay situaciones en que afectados por estas caricaturas las han encontrado degradantes, y siendo personas de poder (por ejemplo presidentes de la república) han usado la fuerza para buscar resarcirse del daño.  Casos hay registrados: Pedro Montt que mandó apalear a un dibujante y a un editor; Alessandri (El Leon de Tarpaca) quien robó y quemó una edición completa de Topaze, etc“.

Sea existente o no esta influencia en el pensamiento popular, sea medible o no, lo que si podemos cuantificar es la rapidez con la que se genera hoy en día material satírico. Antiguamente las publicaciones tomaban semanas, hoy basta esperar un par de minutos y la web está plagada de “memes” ilustrando el suceso político del momento. “Lo que cambia fundamentalmente es el medio. Osea, si esa influencia existiera, se manifiesta de manera semejante, pero en otro envase.  Antiguamente era en los “periódicos de caricatura” (alrededor de 1880) y tomaba semanas.  Luego fueron las revistas (1900-1950) y tomaba días.  Luego fue la radio y la TV, y era de horas.  Ahora con Internet toma minutos, y además la puede hacer cualquiera“, comenta Hasson .

Una Joya incluida en el libro

El trabajo del coleccionista, es de pasión y arduo. Hay que ser un poco de todo, historiador, periodista, hay que atreverse a preguntar y a llamar por teléfono, y posiblemente uno de los grandes sueños de muchos es hacerse con ese “primer número” de la colección que mas les gusta. Moises se acercó bastante, si bien no es el dueño actual, pero al menos pudo poner sus manos sobre el primer número de “Poquita Cosa” e incluirlo en el libro para disfrute de todos nosotros.

Lejos de ser el coleccionista que busca apropiarse de los objetos solo para si, él nos demuestra que a través de la publicación de su libro todos podamos ser parte del disfrute de esta parte de la historia.

He encontrado publicaciones que no habían sido incorporadas en ningún estudio ni recopilación previa, y que –de hecho- solo he conocido ese primer número.  Me refiero a “Poquita Cosa” del año 1921 que pude ver en una librería de libros usados, y cuyo ejemplar solo logre me fuera prestado por el propietario para poder sacar imágenes e incluirlo en el catálogo. No está en la Biblioteca Nacional, por cierto“.

Finalmente reflexionamos sobre qué es lo que se ha satirizado a lo largo de la historia en Chile, y en pocas palabras es el Poder, “La sátira siempre será “al poder”. Quienes detenten el poder serán los sujetos de esta especie de “liberación”que el humor logra producir.  Ahora el cómo se la muestra será sujeto de la época.  Siempre está el contexto,los problemas del momento, las capacidades gráficas del momento, las habilidades de los artistas del momento, y los límites y tabúes que puedan existir en ese momento“. Concluye el coleccionista.

 

 

Comentarios

Adolfo Merino

Twitter: @_dercein "No te tomes la vida demasiado en serio. Al final, no saldrás vivo de ella"