Cinco tips para tomar las mejores fotos en primavera

Con los días cada vez más largos, las plazas, parques o incluso el jardín de la casa son escenarios perfectos para retratar árboles, flores y también mascotas en movimiento con una cámara réflex digital.

A continuación, Canon entrega cinco consejos para capturar imágenes primaverales como un verdadero profesional.

 

Modo deporte o paisaje. Perros y gastos son sinónimo de acción continua, por lo tanto, se recomienda ajustar la cámara a modo deporte. Esta es una herramienta fundamental para captar imágenes rápidas, ya que la cámara cambia el sistema de enfoque a modo seguimiento. Además, activa la función disparo en serie, que vuelve la velocidad del disparo más rápida ayudando a no perder ni un instante haciendo fotos con mucha acción.

En el caso que los protagonistas de la composición sean plantas o flores, se recomienda utilizar el modo paisaje. Aquí, la cámara ajusta los valores para que todo quede enfocado de lo más cercano a lo más lejano. Esta función se utiliza para obtener imágenes muy nítidas y con colores más vivos.

Elige la hora para las fotos. Una de las claves para una excelente foto es una buena luz. Aunque cada momento del día tiene un encanto especial, la recomendación es tratar de captar las imágenes al comienzo o al finalizar el día. En esos períodos, la luz está más suave y lateral. Lo ideal para los colores de las flores queden fieles a la realidad es usar una sensibilidad de ISO baja. En un día soleado es común que se use un ISO 100.

 Ángulo adecuado. Cuando se fotografían flores se debe apuntar a grandes espacios, para ello las cámaras con lente intercambiable son un gran aliado. El lente angular, entre 28mm y 40mm son una excelente opción, ya que permiten obtener un mayor ángulo de visión.

Fotografiar de abajo para arriba, con la foto en primer plano permite mostrar el cielo como fondo.

En el caso de las mascotas es importante es ponerse a la altura de ellas. De esa forma, podrás captar de mejor manera la cara de tu perro o gato y entrar en su mundo para crear una composición menos previsible. Siempre es bueno tener a mano un juguete para llamar la atención de la mascota y hacer que mire hacia ti.

Primeros planos. Aquí la principal recomendación es utilizar un diafragma abierto entre f/2.8 y f/5.6 para que los primeros planos queden nítidos y los planos secundarios queden fuera de foco. El ISO idóneo será entre 100 y 400 para resaltar los detalles de volumen y textura de la imagen.

Los lentes recomendados para este tipo de tomas son los de 50mm, 85mm, 100mm y hasta un 70-200mm.

 Elementos anexos. A veces la imagen perfecta para la foto no está en el escenario adecuado. Por ejemplo, para destacar algunas flores es posible utilizar una cartulina negra como fondo para que no existan distracciones.  Otra técnica es crear la sensación de lluvia o rocío para fotografiar puntos de brillo en las hojas. Para esto se puede utilizar un pulverizador mezclando un poco de glicerina en el agua, para así crear gotas más grandes y más visibles en las fotos.

Con estos sencillos consejos es posible obtener imágenes de alta calidad y dar pasos concretos para entrar de lleno en el fascinante mundo de la fotografía.