Besos Artísticos

El beso de Auguste Rodín

beso-auguste-rodin

Esta escultura de Rodín es de lejos una de las mas conocidas del autor, sin embargo, hay ciertas curiosidades al respecto. Originalmente la Escultura se llamaba Francesca da Rimini quien fuese uno de los personajes del Infierno de del poema La Divina Comedia de Dante, quien se enamoró del hermano de su marido. ambos fueron asesinados por el marido de Francesca cuando este los encontró leyendo la historia de Lanzaroye y Ginebra. En 18887 los críticos sugirieron un título menos especifico para la obra, “Le Baiser” (El Beso) en lugar del de Francesca da Rimini.

 

Campaña de Benetton

todos-benetton

Benetton, desde hace muchos años se ha distinguido por sus campañas fotográficas polemicas, en torno a temas sexuales, raciales, politicos y de variadas otras índoles. Conocidos fueron los trabajos, por ejemplo de Oliviero Toscani entre 1980 y 1990 llenos de temas marcadamente polémicos. En 2011 Benetton nos volvía a “sorprender” con un trabajo de edición fotográfica muy bien logrado donde se mostraba a diferentes lideres, políticos y religiosos besándose en los labios.

Mural de Dmitri Vrubel

A detail from the oversized artwork entitled Brotherhood Kiss (Bruderkuss) by Dmitry Vrubel that once adorned a section of the notorious Berlin Wall in western Germany Russian. The two men are kissing on the lips, one of the most iconic paintings that symbolised a divided Europe during the Cold War. The Communist Soviet leader Leonid Brezhnev kisses his East German (DDR) counterpart Erich Honecker, which was ultimately copied on to coffee cups and T-shirts across the world before being destroyed by the authorities. The artist was angry but he says he will paint a new image which was derived from a photograph of the two leaders taken 1979 but became a potent symbol of Communism's corruption and ultimate failure.

“Dios Mio, ayúdame a sobrevivir a este amor mortal” (tambien conocido como “el beso de la hermandad”), es el título de esta obra de Dmitri Vrubel, un mural plasmado en el East Side Gallery en el Muro de Berlín. La obra, pintada en 1990, contrario a lo que se podría pensar, no desea denotar un acto sexual, si no mas bien un beso de hermanamiento que se dieran los líderes de la URSS y la que era la Repúnlica Democrática Alemana, Leonind Brezhnev y Erich Honecer. Esta obra fue restaurada por el mis Vrubel en 2011 a pedido de las autoridades de Berlín, debido al vandalismo y la erosión sufridos por la obra a lo largo del tiempo.

Besos de Gabriela Mistral

No solamente en escultura y pintura podemos encontrar que los artistas se han inspirado en los besos, La poetisa Gabriela Mistral nos regaló este bello poema donde nos cuenta su visión de lo que son los besos, no solo los románticos y apasionados, si no que va mucho mas allá.

Hay besos que pronuncian por sí solos
la sentencia de amor condenatoria,
hay besos que se dan con la mirada
hay besos que se dan con la memoria.

Hay besos silenciosos, besos nobles
hay besos enigmáticos, sinceros
hay besos que se dan sólo las almas
hay besos por prohibidos, verdaderos.

Hay besos que calcinan y que hieren,
hay besos que arrebatan los sentidos,
hay besos misteriosos que han dejado
mil sueños errantes y perdidos.

Hay besos problemáticos que encierran
una clave que nadie ha descifrado,
hay besos que engendran la tragedia
cuantas rosas en broche han deshojado.

Hay besos perfumados, besos tibios
que palpitan en íntimos anhelos,
hay besos que en los labios dejan huellas
como un campo de sol entre dos hielos.

Hay besos que parecen azucenas
por sublimes, ingenuos y por puros,
hay besos traicioneros y cobardes,
hay besos maldecidos y perjuros.

Judas besa a Jesús y deja impresa
en su rostro de Dios, la felonía,
mientras la Magdalena con sus besos
fortifica piadosa su agonía.

Desde entonces en los besos palpita
el amor, la traición y los dolores,
en las bodas humanas se parecen
a la brisa que juega con las flores.

Hay besos que producen desvaríos
de amorosa pasión ardiente y loca,
tú los conoces bien son besos míos
inventados por mí, para tu boca.

Besos de llama que en rastro impreso
llevan los surcos de un amor vedado,
besos de tempestad, salvajes besos
que solo nuestros labios han probado.

¿Te acuerdas del primero…? Indefinible;
cubrió tu faz de cárdenos sonrojos
y en los espasmos de emoción terrible,
llenáronse de lágrimas tus ojos.

¿Te acuerdas que una tarde en loco exceso
te vi celoso imaginando agravios,
te suspendí en mis brazos… vibró un beso,
y qué viste después…? Sangre en mis labios.

Yo te enseñé a besar: los besos fríos
son de impasible corazón de roca,
yo te enseñé a besar con besos míos
inventados por mí, para tu boca.

 

El Beso de Klimt

Gustav-Klimt

Es imposible hablar de los besos en el arte sin mencionar esta tremenda y bella obra de Gustav Klimt. Las obras de Klimt normalmente creaban critica y escándalos polémicos, por sus contenidos “pornográficos”  y “excesivamente pervertidos”. No obstante, “El Beso“, creada entre 1907 y 1908 encontró un comprador de forma inmediata, y fue gratamente recibida por la crítica. Una teoría interesante sugiere que el propio Klimt con su compañera Emilie Flöge sirvieron de modelos para este trabajo, sin embargo, nunca se han podido encontrar pruebas que respalden completamente esta idea.

 

El beso de la Muerte

el-beso-de-la-muerte

Una escultura de mármol tal vez poco conocida que se encuentra en el cementerio de Poblenou en Barcelona. Se cree que la escultura fue creada por Jaume Barba, aunque otros aseguran que la idea fue concebida por Joan Fontbernat.

Se habla de que el encargo se hizo al taller de Jaume Barba, a quien desde siempre fue adjudicada la creación de la escultura, pero dado que el maestro tenía 70 años cuando se realizó, parece más veraz la versión de que la obra fue realizada por Joan Fontbernal que era yerno del maestro y escultor más cualificado del taller, aunque la parte trasera de las costillas de la escultura que posee un realismo impactante, también es atribuida a Artemi Barba. El erotismo del beso es difícil de disimular, la escultura muestra la bienvenida  a la muerte como un socio. La escultura es a la vez romántica y terrible, que lleva a los diferentes puntos de vista de las personas que lo ven. Que atrae y repele a la vez, la necesidad de tocar combina con el deseo de huir.

La escultura se encuentra sobre la lapida del empresario textil Josep Llaudet Soler.

Hacia 1930 la familia Llaudet perdió un hijo en plena juventud y quiso hacer una escultura para su tumba, que representase los siguientes versos de Mossen Cinto Verdaguer del epitafio:

Mes son cor jovenitol no pot mes;
en ses venes la sanch s´atura i glaça
i l´esma perduda amb la fe s´abraça
sentint-se caure de la mort al bes.

Traducido quedaría así:

Mas su joven corazón no puede más;
en sus venas la sangre se detiene y se hiela
y el ánimo perdido con la fe se abraza
sintiéndose caer al beso de la muerte.

Se dice que la escultura inspiró la película El séptimo sello, de Ingmar Bergman.

 

El beso de Thomas Edison

Este “corto” realizado en 1896 muestra a John Rice y May Irwin (quien luego se convertiría en millonaria y una actriz adorada por el público) en un video de unos pocos segundos hecho en un único plano. Nuevamente estamos frente a una obra que hizo alboroto social por lo que se estaba mostrando, claramente polémico para la época. El primer beso siempre se mostraba en el teatro de Nueva York al final de la obra “La viuda Jones” y producía siempre un escándalo entre los espectadores.

Beso de Rayuela (Julio Cortazar)

Julio Cortazar también tenía algo que decir respecto al “arte de besar”, en su libro Rayuela nos ilustra su visión de como es un buen beso.

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mi como una luna en el agua.

Los Amantes de René Magritte

los-amantes-rene-magritte

Finalmente los dejamos con este bello lienzo en donde se muestra a dos desconocidos, con sus rostros y cabezas tapadas, presumiblemente amantes, puesto que se están besando. La obra fue cread por Magritte en el año 1928, dieciséis años después de que su madre se suicidase tirándose al río Sambre. Parece que no tiene mucho que ver con el cuadro, pero esta información es muy importante para entender uno de los significados propuestos mas interesante en torno al cuadro.

Muchas teorías han rondado esta obra a lo largo de los años: amor secreto, dos desconocidos que se gustan sin verse ni olerse, enamorados que tienen que esconderse de la sociedad, y otras. Pero ninguna es tan interesante y oscura como la que nace de la supuesta inspiración de Magritte respecto al suicidio de su madre.

René Magritte siempre tuvo grabado en sus retinas el momento en el que sacaron el cadáver de su madre del río, con la camisa húmeda cubriéndole el rostro. De ahí los trapos húmedos entre los rostros de los amantes de su obra. Simplemente es el recuerdo que tiene un adolescente Magritte de cómo terminó el suicidio de su madre en el Samble.

Un beso de amor es el sabor de la persona besada, el olor y, como no, el contacto de las lenguas o simplemente de los labios. El trapo húmedo de Magritte destruye cualquier idea de beso al prohibir a los protagonistas de sensaciones.

Que te producen estas obras ? ves algún significado diferente ? por supuesto que en arte todos los puntos de vista son válidos. Conoces algún otro beso interesante dentro de la historia del arte ?

 

Comentarios

Adolfo Merino

Twitter: @_dercein "No te tomes la vida demasiado en serio. Al final, no saldrás vivo de ella"

Agregar un comentario