Luis Zamora: El Fotógrafo de los Bailes Urbanos

Se puede decir que Luis Zamora es reconocido como “El fotógrafo oficial” de las danzas urbanas en Santiago. Todos los bailarines que llevan algún tiempo en el mundo del street dance en Santiago lo conocen, y aquellos que están recién comenzando, en algún momento lo conocerán. Carismático, profesional, y sobre todo un excelente fotógrafo, es como lo describen varias de las personas que han tenido el gusto de estar con Luis.

Como muchos, Luis llegó a la fotografía por curiosidad, y sus inicios tuvieron algo que ver con la suerte, “no fue hasta hace un poco más de 4 años que, literalmente, en una oferta de una revista, apareció una cámara a un precio que podía pagar y bueno, de ahí, fue amor a la primera obturación, que llevó consigo ponerme a estudiar, buscar información, tutoriales, etc“, nos comenta Luis. A veces, nuestros sueños son tan importantes que somos capaces de rehacer completamente nuestras vidas para poder cumplirlos, así fue como Luis dejó una prolífica carrera de ingeniería, en una buena empresa, para poder dedicarse por completo a la fotografía.

26314896240_205d7c6611_o

Capturar el movimiento

Paralelo a la compra de su cámara, Luis comenzó a interesarse por el Hip Hop, tomando clases inicialmente con Nicolas Cancino y Daio González, este nuevo interés, lo llevó a encontrar todo un mundo nuevo al rededor del Hip Hop, un mundo de música, de batallas, de eventos, clases y sobre todo, de una hermandad fuertemente ligada a lo que la danza nos hace sentir y hacer con el cuerpo. Daio González lo invitó a su primera fiesta sólo de bailarines urbanos, en donde Luis tomó lo que serían sus primeras fotografías en este tipo de eventos. “Fui con mi cámara y comencé a disparar, me gustó tanto ver la dinámica, la fuerza, los movimientos, la libertad, que sentí la necesidad de seguir capturando“, son las palabras de Luis al respecto.

“Busco crear historias y composiciones que te hagan querer ver la foto una y otra vez, que quede inserta en tu memoria”

img_2294Desde ahí, Luis se convirtió en un narrador de historias, buscando constantemente contar algo a través de sus fotografías, queriendo hacer que los bailarines destaquen, que “se luzcan”, en el buen sentido de la palabra, para poder sacar todo aquello que tienen dentro y que el resto sea capaz de ver incluso lo que sienten en el alma cada vez que bailan, cada vez que se comunican con algún paso. El bailarín a su vez destaca y armoniza con su entorno, eso, para Luis es lo que ha valido la pena de haber renunciado a 6 años de ingeniería, es lo que a veces lo hace levantarse un domingo a las 6 de la mañana para llenarse de arte, de fotografía, danza y música.

Los Eventos

La fotografía de danza no es fácil, movimientos repentinos, mucha velocidad, gente que se cruza, a veces poca iluminación, son algunos de los factores que hacen que este tipo de imágenes sean complejas de capturar, mas complejo es, cuando no solo quieres tomar una fotografía, si no que quieres decir algo con ella, no solo se trata de capturar un momento con buena luz, que nadie se te cruce por en frente y que no salga movida, la imagen debe tener una intención, debe de tener cierta composición y reflejar una emoción, y que finalmente quien la vea, sea, el bailarín que la protagoniza, alguien que sepa de danza o una persona que jamás ha visto a alguien bailar, sientan algo y les quede algo.

“Lo que siempre me comentan y agradecen es el hecho de mostrarlos de la manera en como los veo, fuertes, gigantes, sensibles, imponentes”.

Luis trata de ir a la mayoría de eventos posibles, para poder capturar estos momentos, algunas veces lo contactan, algunas él mismo se interesa por cierto evento particular, a veces por instinto. A veces se ha dado incluso que ha declinado algún evento en el que le pagaban para asistir, por uno en que no iban a remunerarle, por el hecho de que “sentía” que era importante o que podía aportar mucho mas. También, como en todas partes, Luis nos comenta que hay quienes buscan sacar provecho de todo y no pagar nada en absoluto, lo que a veces también lo hace difícil, ya que si bien, es su pasión, también debe vivir de ello. Sobre esto nos dice: “Hay un punto también, sobre todo cuando son eventos que sabes que generan ganancias y que los organizadores quieren todo gratis, donde aunque me duela prefiero no asistir, por ser fiel y consecuente a que TODOS los artistas merecemos una remuneración por nuestro trabajo“. Sabiendo además que hay otros tipo de fotografía que son mejor remunerados, como por ejemplo la fotografía de matrimonios, también se sabe que demandan otros tiempo, por lo que constantemente se busca el equilibrio entre estas dos cosas, que te reporte una remuneración justa, y el poder dedicarte lo mayor posible a lo que realmente te apasiona, que en este caso para Luis, es la fotografía de danzas urbanas.

13896834758_35f279f206_k

img_3538

Vivir de la Fotografía 

Para tener éxito en casi cualquier área, siempre debes estar en constante movimiento, buscando, estudiando, y perfeccionándote constantemente, que es justamente lo que Luis hace de manera permanente. Además de estudiar y aprender nuevas cosas gran parte del tiempo, regularmente visita blogs, paginas de facebook, instagram, y otros medios, en busca de inspiración y como una forma de empaparse de todo el talento que él mismo dice que hay en Chile. Lo única que lamenta es que a veces lo egos son demasiado grandes, y hay un recelo por compartir ciertas cosas.

Luis Zamora ha logrado lo que muchos buscan pero pocos consiguen, que es efectivamente vivir de lo que amas, y de forma particular, vivir del arte, a base de esfuerzo, tenacidad, y jamás darse por vencido a la hora de perseguir un sueño, pero por sobre todo, se ha ganado un lugar tanto en el mundo de la fotografía como en el de las danzas urbanas por que respeta profundamente lo que hace, es honesto con su trabajo y con sus principios, y en sus propias palabras: “…creo que eso en cualquier parte del mundo dependerá de cuan fiel y honesto seas con tu trabajo, mientras lo vivas y lo sientas, para mi, más allá de la técnica, siempre será arte“.

Página de facebook: Luis Zamora Fotografía
Instagram: @lzcfotos

 

Comentarios

Adolfo Merino

Twitter: @_dercein "No te tomes la vida demasiado en serio. Al final, no saldrás vivo de ella"