Pole Dance: Del tabú de los stripclub a la elegancia del arte

El Pole Dance tiene sus inicio en el Baile del Caño, en los antros de mala muerte, los cabaret, algunos con más “estilo” que otros pero clubes nocturnos al fin y al cabo. Al igual que el tango, tuvo sus inicios en un entorno sexual y machista, para luego convertirse en un arte en si mismo, en una cultura y en una disciplina con seguidores por todo el mundo que ven sus ventajas y su estética.

12970784_954816731276186_4295561458134768355_oCarolina Granadino es practicante e instructora de Pole Sport en el Estudio Sandra Barrios Pole Sport en Ñuñoa y conversa con nosotros sobre esta disciplina, que ya desde hace un buen tiempo “salió del closet” como una practica tabú y se instala en nuestra sociedad como un deporte, donde su arte requiere constancia, esfuerzo, dedicación y elegancia.

Carolina comenzó su viaje en el Pole Dance mientras estaba estudiando sicología, ya había probado diversas otras disciplinas, como artes marciales, ballet clásico e incluso algunas del mundo del circo como tela y lira, pero ninguna de ellas lograba satisfacerla como ella quería, sentía que algo le faltaba. Es así como avegando por internet se encontró con videos de Pole que le interesaron mucho y se decidió a probar. Fue prácticamente amor a primera vista, como ella misma nos cuenta: “Me encantó, sentí que podía conectarme con mi cuerpo a través del pole, lograba entender los movimientos de una manera natural y sentí desde el primer día que era lo mío, lo que estaba buscando“.

El pole es una nueva forma de bailar y de expresarse utilizando una barra vertical

Luego de varios meses entrenando se decidió a incursionar aún más y fue como se inscribió en el Estudio Sandra Barrios para poder formarse como instructora y tener mayor profundidad en la técnica.

Es importante entender que el Pole Dance o Pole Sport no es lo mismo que Bailar en el Caño, si bien tuvo sus inicios en los cabaret, son cosas muy diferentes:

Si bien, el pole en la actualidad desarrolló una línea deportiva ‘el Pole Sport’, que es justamente lo que yo practico y enseño, antiguamente sólo se le conocía por lo que se realizaba en los stripclub. Ahí se mezclaba la ejecución de destrezas en la barra con bailes de contenido erótico. El baile del caño es como se le conoce a la versión más erótica y sensual del pole, que actualmente se denomina ‘Pole Glamour’. Hoy en día tiene sus propias escuelas, maestros y adeptos. Dentro del Pole Sport por otro lado preferimos llamar al pole ‘barra’ en vez de ‘caño’ “.

12489228_10208312713793315_133324424083464361_o

Carolina nos cuenta que ella desarrolló además su propio proyecto llamado “Polerinas Pole Sport”, dando clases en Providencia y compartiendo sus conocimientos desde ya 3 años. En sus clases se utilizan muchas técnicas que son propias del ballet clásico, se fomenta constantemente de que cada movimiento que se ejecute siga la línea, la postura, musicalidad y coordinación de la danza clásica, eso es lo que hace que los movimientos se vean bellos y bien ejecutados, de manera graciosa, sin esfuerzo y delicadamente.

El pole dance decididamente ha llegado para quedarse y seguir creciendo cada vez mas, ganando popularidad, deshaciéndose de los comentarios discriminatorios e instaurándose como una práctica que necesita esfuerzo, concentración, conocimiento de tu cuerpo, elegancia y habilidades de diversos tipos. Antes las mujeres no lo practicaban por miedo a los comentarios, a que ellas mismas no estaban seguras bien de que es lo que era, las personas ahora están mucho mas informadas y proliferan escuelas en muchos lugares. Cirque Du Soleil incluso desde hace ya bastante tiempo ha estado incluyendo números de Pole Dance, dándose cuenta de su potencial en el espectáculo, es visualmente atrayente, sorprende al público y desafía la gravedad.

Sin duda que también como cualquier otro deporte o pasión artística, el pole enriquese el alma, que es para todos no importa tu edad, sexo o condición física, es algo que va mucho mas allá. Los dejamos con esta bella reflexión que nos da Carolina:

“…puedo decirte con toda seguridad que son puras satisfacciones. Si te gusta, por más difícil que haya estado el día o la vida en general, es tu momento de descarga, de reencontrarte con los demás. Y es eso precisamente lo que hoy en día nos falta, hablar con los demás, mirarnos, comunicar lo que sentimos. Por eso para mí dar clases es tan sanador, es puro contacto humano. Ahora sobre la practica, yo creo que la principal dificultad está en nuestra cabeza y emociones. Nos pasamos mil rollos antes de hacer cualquier cosa, incluso antes de siquiera intentarlo. Todo lo demás viene con el tiempo, “la práctica hace al maestro” esa es la clave, pero lo principal son las ganas. Cuando a uno le apasiona algo, por más que le cueste lucha por eso. Para mí no todos los días son iguales, hay veces que no me sale nada en el día y me frustro como cualquier persona, pero sé que mañana será distinto y no por eso me desmotivo ni abandono, al contrario, sigo con más fuerza. Y eso trato de transmitirle a mis alumnas también. Que el pole es como la vida, está lleno de dificultades, pero también de un montón de satisfacciones y si es lo que ellas quieren y les gusta, deben luchar y ser constantes en él”.

¿Te gustó el pole dance, te gustaría practicarlo o saber más de él?, entonces te invitamos a conocer esta bella disciplina a través de las redes sociales. 

Instagram @estudiosandrabarrios
@polerinaspolesport

Comentarios

Adolfo Merino

Twitter: @_dercein "No te tomes la vida demasiado en serio. Al final, no saldrás vivo de ella"