Marcel Duchamp

¿Qué es el arte?, ¿Qué puede ser considerado una obra de arte y por qué?…

Marchel Duchamp en algún momento de su vida se cuestionó estas preguntas y tal vez muchas otras, lo que dio paso a una extremadamente singular forma de ver, hacer y producir arte, no por reconocimiento, o perfección estética, sino que simplemente por el hecho de crear algo, a veces “sin un significado”. Dalí por ejemplo decía sobre su obra: “ni yo mismo se lo que he hecho, pero tiene mucho significado”, un poco mofándose de las personas que buscaban significado en las piezas de arte.

DuchampDuchamp llega a América en 1915, ya con “un nombre hecho” en Europa, gozaba de cierto reconocimiento y admiración en ciertos círculos, por algunos de sus trabajos realizados en el viejo continente, influenciado por sus hermanos mayores que a su vez fueron influenciados por su abuelo materno, comenzó a tomar clases de dibujo, realizó su primera pintura impresionista a los 14 años, experimentó con dibujos humorísticos, algunos de sus trabajos fueron expuestos en el Salon des Artistes, pintó ademas en estilo fauvista, y realizó algunas pinturas de retratos.

A los dos meses de su llegada a New York los reporteros descubrieron que se encontraba ahí y se convirtió en objetivo de los entrevistadores, a lo que él les correspondía con ideas originales y comentarios, pero sin hablarles de su obra ni dedicarse a pintar durante ese tiempo.

En 1917 crea juntos a otros, la Sociedad de Artistas Independientes, responsables de la mayor exposición artística de la historia de Estados Unidos, en donde el también participa, pero con el seudónimo de R.Mutt. Es en esta muestra donde presenta su célebre urinario titulado “La Fuente”, y firmado con su seudónimo.

Fuente_Marcel_Duchamp

La Fuente provocó mucho revuelo entre los organizadores, que debatieron si es que la pieza debía de ser incluida en la exposición o no, este debate sumado a una fotografía que tomó Alfred Stieglitz (artista que buscaba por esa época colocar a la fotografía a la misma altura que la escultura o la pintura) y posteriormente con una publicación que se hizo en The Blind Man se sentaron ciertas bases para que la gente se preguntara y cuestionara que es lo que efectivamente se podía considerar arte y que no. ¿Es acaso un arte algo simplemente porque está hecho por un artista?, o ¿se convierte en arte al ser expuesto o presentado al público?, ¿es artístico algo solo con un significado o algo que ha pasado a la historia?.

Ready-Made

Partiendo porque el concepto de ready-made ni siquiera el mismo Duchamp sabía lo que era, o no le podía dar un significado completo. Literalmente se podría considerar con “algo ya hecho”, o “ya listo”, es decir que simplemente se tomaba un objeto “cualquiera” y se intervenía de cierta forma. En algún momento Duchamp compró una pala de nueve y la colgó en su estudio titulándola “In Advance of a broken Arm”. Otra característica de estas piezas, es que su título no guardan ninguna relación aparente con la pieza en si, lo que hace que uno se cuestione aún más su calidad de “obra de arte”, ¿es en este caso arte simplemente porque el artista así lo quiere?

Sin duda que Duchamp se ha convertido a lo largo del tiempo en un artista controvertido por su curiosa forma de ver las cosas y su “extraños” ready-mades, pero nos ha hecho cuestionarnos conceptos que durante mucho tiempo parecieron estar grabados en piedra, y que ahora se “tambalean, cambian y se modifican a cada obra que ve la luz”.

¿Qué crees tú? , ¿qué obras de arte de este tipo conoces?, ¿te has cuestionado estas cosas anteriormente?, ¿qué es para ti el arte?

Joel-Peter Witkin

Witkin es uno de los artistas más polémicos dentro del mundo de la fotografía y por supuesto dentro del mundo artístico en general, con una trayectoria fotográfica que podría considerarse por muchos desde el amor a lo grotesco hasta el embellecimiento de lo feo, como lo han planteado algunos.

Woman On A Table, NM, 1987

En las propias palabras de Witkin, su “inspiración” para realizar este tipo de trabajos nace en su niñez, cuando contempla un accidente automovilístico en que una niña resultó decapitada. En ciertos momentos ha “destacado” también los problemas en su familia como parte importante del desarrollo de su percepción y sensibilidad tan particular.

Y es que indistintamente de las motivaciones de Witkin, o de como veamos su obra, no se puede uno no sentir atraído, sea por la razón que sea, morbo, apreciación artística, curiosidad incluso, y varias otras emociones, a su trabajo tan particular que muestra cadáveres, o partes de ellos, personas deformes, o con miembros de menos.

venus-witkin

La fotografía superior por ejemplo, tiene una marcada referencia a “La Venus de Milo”, pero realizada con un transexual sin brazos. Una vez “recobrados” tal vez, de la impresión inicial, sea esta cual sea, uno se podría llegar a preguntar por la complejidad que fue el hecho de encontrar dicho modelo, una de las razones por las que Witkin realiza solo algunas cuantas fotografías al año, ya sea por lo complejo de la composición de la fotografía que desea realizar o por la dificultad de encontrar al modelo adecuado para ello.

witkin1

manray-violin

Otra fotografía que también posee una tendencia a imitar otra obra famosa es la que de alguna manera “imita” a una de las clásicas imágenes de Man Ray.

En este caso, el cuerpo utilizado tiene cicatrices en la espalda que dan la sensación de que alas hubiesen sido arrancadas a la fuerza desde su espalda, junto con la posición del cuerpo que se asemeja a la “chica del violín”  de Man Ray.

 

 

 

Ademas de recordarnos notables obras de la historia del arte, las fotografías de Witkin a menudo recuerdas también pasajes de la biblia o motivos religiosos variados, visto desde su particular sensibilidad, trabajando la fotografía casi de forma intuitiva, mancha, raya y interviene físicamente los negativos de cada una de sus fotografías, lo cual produce aquellos efectos tan particulares en cada una de ellas. Sin duda es un artista transgresor y muy fuera de lo común.

¿Qué te parecen sus obras? ¿son grotescas? ¿son interesantes? ¿te han hecho reflexionar sobre la muerte? ¿o simplemente no te gustan ?