Swingers

Swingers es el perfecto ejemplo de no juzgar un libro por su portada, o en este caso por su nombre. Y aunque sí el tópico sexual está presente de cierta forma, no tiene mucho que ver con el mundo del intercambio de parejas tal como se podría pensar.

Jaime Collyer, quien descubrí (para mi sorpresa) que es chileno, es psicólogo de la Universidad de Chile y escritor de ciencia ficción. Y es que si, Swinger, justamente es un libro de ciencia ficción.

¿Qué harías si tu pareja contrata un clon desechable de él mismo para que te haga compañía por que él está muy ocupado en la empresa? o ¿pensarías, acaso, que mientras que tu pareja está de viaje de negocios, en otro continente, enviarle un clon de ti misma para que no se sienta solo y no se olvide de ti? o ¿qué te parecería tener sexo con una bella mujer con alas en la espalda?

Estos son algunos de los entretenidos temas que surgen en los varios cuentos que conforman este libro… ¿te animas a leer una sexualidad muy diferente?

¿Crees que llegaremos a vivir de una forma similar en un futuro ?

La Historia del Loco

Encontré a John Katzenbach y su libro “La historia del loco” el año pasado, casi por casualidad, como casi todos los libros que encuentro. Y es que es una narración poco usual y una historia poco usual. Leer la descripción de “primera mano” sobre como se siente un esquizofŕenico, sobre lo que significa tener voces dentro de tu cabeza diciéndote qué hacer y que este mismo personaje comience sus 40 años a escribir en las paredes de su departamento sobre el homicidio que se produjo en el instituto psiquiátrico donde estuvo recluido hace ya tantos años, hace que este libro sea un placer literario.

Jamás había escuchado de que un esquizofŕenico ayudara a una detective a conducir una investigación sobre un homicidio, pero John logra una narración excepcional al respecto.

¿Conoces algún otro libro de tramas extrañas?

No Ficción

Terminé de leer “No Ficción”, de Alberto Fuguet… Es una conversación interesante. ¿Puede una conversación ser un libro?, supongo que si, ya que esta lo es. Ambos dejaron de ser amigos hace un tiempo, o tal vez aún lo sean, y la verdad es que ni ellos mismos lo saben, pero ahora liman asperezas, como dicen ellos mismos… conversan sobre “aquello” en el departamento de uno de ellos. Uno es gay, el otro … el otro no lo sabe. Las cosas se pusieron extrañas durante esos 9 años de amistad, o tal vez es algo tan normal como la vida misma, pero nosotros no lo sabemos, las cosas se confunden a veces en las amistades entre hombre y mujer… ¿por qué no podrían confundirse entre dos hombres… ?

ciudad-infernal

Ciudad Infernal

Cuando comencé a leer Ciudad Infernal, de Edward Lee, y nada mas leyendo el prólogo quede satisfechamente enganchado y entusiasmado por su forma de narrar.

La mayoría de las ciudades funcionan con electricidad, pero esta no. Esta funciona gracias al horror. El sufrimiento sirve de energía transformable; el terror es el más valioso recurso natural de la ciudad y es extraído como si fuera combustible. Los alquimistas industriales y los brujos del ayuntamiento se sirven de sus avanzadas artes de hechicería para aprovechar la actividad sináptica que se desata de manera continua entre las neuronas, y cuya mayor productividad corresponde al dolor. En las zumbantes centrales de energía, los residentes menos útiles de la ciudad son apresados, colgados boca abajo de largas losas de piedra y torturados de forma sistemática. La tortura nunca termina, y las víctimas tampoco llegan jamás a morir. Simplemente siguen allí, a menudo durante siglos, convulsionándose por un dolor sin fin cuya energía es extraída de sus cerebros al descubierto y conducida por enormes transformadores.

Una sola alma humana puede generar energía suficiente para iluminar una manzana de casas… por toda la eternidad.

Todas las ciudades en la tierra evolucionan, han crecido, otras han desaparecido, otras han cambiado a lo largo de los siglos o incluso los milenios … algo similar a sucedido en la ciudad que es el infierno, sin embargo, es una ciudad que no perece jamas, pero a evolucionado a lo largo de 5000 años de existencia. Edward Lee, por lo que he leido en la propia descripción que se hace de él en el libro, es alguien que narra de forma cruda, haciéndolo un gran, si no el mejor, exponente actual del subgenero gore.

Necróparis

Uno de mis lugares favoritos para comprar libros en santiago, es la Libreria Chilena, por su gran variedad de libros, y sus buenos precios. Hace un tiempo entré, a lo que usualmente entro, a que los libros “me encuentren”. Así fue como esta portada (pese al dicho de no juzgar un libro por su portada), y ese insólito nombre me llamaron la atención. Leyendo la descripción me entero de que una pareja de casados están recorriendo París por 3 días y tres noches …. Locuras en cada página que van en aumento y que cada vez te seducen mas por lo imposible, los fantasiosas, lo horrorosas y angustiosas que pueden llegar a ser … pero no por eso menos cautivantes y menos fascinante. Es un viaje interesante que hice prácticamente en los mismos 3 días en que transcurre la historia de la pareja (Lo leí entre un lunes y un miercoles). Es de lectura rápida, casi telegráfica, que a momentos me recordó un poco a Fuget por su “excesivo” uso de puntos seguidos, pero es una historia bien armada, es una trama que se intensifica a medida que se van sucediendo los capítulos.