HHATS: Del calor Mexicano a la música electrónica en Bandoneón

Alguna vez fue María Teresa Barros, ahora, simplemente es HHATS. Nacida en Estados Unidos, en las afueras de Nueva York, pero criada en Chile desde que era una bebé. Desde pequeña fue diferente, al menos era muy diferente a lo que se podía esperar de una niña en los años noventa, se vestía con colores chillones, cuadros, rayas y zapatos estridentes, en un ambiente que aún usaba solo zapatos negros o cafés, ropa azul marino y todo estaba lleno de grises. A los 11 años comenzó su viaje hacia la música, piano y guitarra fueron sus primeros instrumentos que le permitieron crear sus primeras canciones, sus primeras melodías, aprendiendo a tocar guitarra de forma autodidacta, pero no fue hasta después que encontró lo que realmente sería su pasión. En un viaje a Buenos Aires en el año 2000, se compró un bandoneón, el que también aprendió a tocar por si misma.

Nacimiento de HHATS

Como muchos en Chile, comenzó tocando su música en el Metro, recorriendo las calles, luego de 11 años de componer en español, de la falta de apoyo de su familia y de las dificultades de hacer música en aquella época, aburrida y frustrada vendió todo y se fue a México con 60 dólares en el bolsillo. Allá comenzó a componer en inglés, para encontrar su sonido e identidad. El hambre la hizo salir nuevamente a las calles, al sol calcinante de México, y es así como sobre esas calles y bajo ese sol nace el nombre de HHATS, por usar dos sombreros, uno para protegerse del sol y el otro para recibir las monedas en la calle. El estilo que finalmente la enamoró fue una fusión balcánico-electrónico, un estilo que HHATS define como: “… no es triste pero se burla de todo, se ríe de la tragicomedia, esta inspirado en  la falta de patria, mis aventuras y viajes, personas que quedaron atrás en mi camino, una cura para la depresión, incluye balcánico, tango, electrónico, dubstep y mucho más“.

¿Por qué hacer música?

Hay artistas que crean para las masas, desean ser leídos, vistos, escuchados, esperan con ansias ese aplauso que les confirma que lo que hacen le gusta a los demás, hay otros que hacen arte para ellos mismos, son mas introvertidos, a veces sarcásticos e incluso llegan a ser uraños, muchos ni siquiera publican aquello que crean, puesto que no lo necesitan, lo hacen simplemente para ellos mismos.

Existe otro tipo de artista que busca su identidad a través de la música y que compone música como parte de su evolución espiritual

_DSC0074HHATS fue una de esas búsquedas, de esas que se debe salir a la calle a encontrar, de esas en donde te debes adentrar profundamente en ti mismo para poder hallar lo que buscas, y cuando lo haces, algo maravilloso sucede, la música aflora como no lo había hecho antes y te sientes satisfecho, esa canción que hiciste la puedes escuchar miles de veces, y te gusta. Es una búsqueda que no está exenta de problemas, de dificultades y de sufrimiento. Para HHATS lo más difícil no fue la falta de dinero o recursos, sino más bien era el poder finalmente encontrarse a si misma y ser autosuficiente, a veces ambas complicaciones convergen, pero cuando las resuelves, todo llega a buen puerto.

Uno pensaría que lo más difícil es conseguir apoyo. Quizás lo que más me costó fue lograr que alguien me prestara un estudio para grabar y desarrollar el proyecto, porque yo fui artista pobre. Una vez que se desarrolló mi música entonces fue todo más fácil y me fui concentrando en liberar todo ese yo interno en diferentes notas musicales dentro de un concepto al cual llame HHATS. De ahí la prensa llegó sola, me invitaban a todas partes a tocar mi música loca“.

 

“Pueden estar 3 horas pegados viendo el fútbol con todas las repeticiones de cada gol, pero no duran 40 minutos escuchando música que no conocen

 

Culminación 

Se sabe que es difícil triunfar con el arte, y en particular con la música en Chile. Artistas talentosos hay por montones, pero es un muy bajo porcentaje el que logra llegar a las masas y “triunfar”, entendiendo este triunfo como la posibilidad de generar buenos ingresos simplemente por el hecho de crear. HHATS también atribuye esta falta de éxito de muchos artistas a un cuestión más cultural, algo que tiene que ver con una reticencia a sonidos nuevos, en el caso de la música. “Chile como cultura es muy frígida en los aspectos musicales, no aceptan cosas nuevas con mucho agrado, te interrumpen y luego te piden los éxitos de hace 30 años o más viejos aún… Pueden estar 3 horas pegados viendo el fútbol con todas las repeticiones de cada gol, pero no duran 40 minutos escuchando música que no conocen“.

“Aun así tengo fe en las siguientes generaciones de chilenos que piden cosas nuevas a gritos”

Para HHATS, primero vino el poder haberse encontrado a sí misma como artista, luego de eso, el éxito comercial llegó por si solo. Compone sus propias canciones, la letra y la música, y hasta realiza sus propios videos, simplemente utilizando una chroma que tiene en su casa, y con una cámara de fotos normal que graba en video. Uno de los lugares que destaca en los que ha presentado su música es TELEVISA, y el tour por México en el año 2014, donde tocó en la sala foro insurgentes, un anfiteatro donde la música alternativa es nivel internacional, donde pudo tocar junto a los españoles Agorezein.

HHATS no tuvo miedo al “que dirán”, a hacer su música como le salía del corazón, a poder cantar en ingles, y hacer sus propios videos, seguir su camino desde la Chile, pasando por las calles de México, hasta volver a su patria para poder mostrar lo que esos años le habían enseñado, artística, musical, y personalmente. Y finalmente lograr, lo que para ella, significaba, el éxito.

https://www.facebook.com/twohhats/

La Fabulosa Itinerante Metro Jazz que seduce a los transeúntes con sus ritmos

metro-jazzHablamos con Kristel Nielsen, vocalista de La Metro Jazz, quién nos contó la historia y aventuras de esta singular banda de swing y jazz callejero. Artistas que comenzaron con poco y ahora se han consagrado en la escena santiaguina como unos grandes, tocando en el metro, las calles, los espacios públicos y eventos llevando alegría a la gente con este increíble ritmo

¿Cómo nace La Metro Jazz?

La MetroJazz nace en el año 2013 por dos estudiantes de música impulsados por ganar dinero para solventar sus gastos de estudio, en un comienzo como dúo, en el contrabajo Héctor Alburquerque y en la guitarra Esteban Artigas, luego se sumaron mas músicos, así como otros se fueron, llegando ya a una formación mas estable el año 2015 y cambiando el nombre a La Fabulosa Itinerante METRO JAZZ Swing Band Orquesta, con Hector Alburquerque en la guitarra y luego banjo, Cristian Villagra en el contrabajo, Kristel Nielsen vocal y washboard , Cristóbal Pezoa en el trombón, Juan Carlos Leslye en el saxofón y Flavio Contreras en la batería.

– ¿Por qué eligieron este estilo musical y qué es lo que más los motiva a difundirlo?
El Swing tiene la particularidad de ser un estilo de música muy feliz que agrada a la mayoría de los oyentes de diversas edades, al escucharlo te trae recuerdos de tu infancia como la música en los cartoons y mas de alguna película o comercial que llevan estas pegajosas melodías, la motivación es el boucing que te produce al escucharla, no puedes parar de mover los pies,  ademas de lo bueno de revivir estas melodías del ayer.

– Ustedes tocan mayormente en el Metro, ¿cómo es la experiencia de hacer música de esa forma, los problemas y relación con el resto de los músicos y artistas que también lo hacen?
Si, tocamos en el metro como en calles, plazas y todo espacio público en el cual uno pueda, sacar a la gente de la rutina y transportarlos de una gris, triste y estresada urbe a un antiguo salón de los años 30.
Nuestra experiencia ha sido bastante buena, llegando a ser parte de nuestro trabajo diario, más los eventos que salen con la gente que nos ha escuchado.
Es una gran vitrina tocar en los espacios públicos.
Los problemas en un comienzo fueron bastante, entre el mal trato de guardias que eran enviados a sacar a los artistas, como la llegada de carabineros, la persecución y partes por montón, pero como todo no dura para siempre, estos fueron disminuyendo.
La relación entre los colegas es bastante buena y respetuosa.

– En su experiencia personal, ¿es posible vivir de la música y del arte? , y si no es así, ¿qué falta en Chile para que se pueda lograr?
De ser posible, lo es, pero detrás de eso, como todo, hay mucha constancia, esfuerzo y las ganas de vivir de lo que te llena el alma y vida. Algunos lo logran de manera mas fácil y rápida a diferencia que la gran mayoría.
A Chile le falta, primero, cambiar el modo de ver el arte solo como un hobbie y no como un trabajo serio el cual tiene mucho estudio, ensayo, preparación y fiato (en el caso de bandas), querer a sus artistas y apoyarlos es fundamental para que la cultura siga creciendo.

– ¿Cual sería su reflexión final respecto a la música callejera?
Bueno, el artista callejero tiene varios enemigos por así decirlo, entre guardias, carabineros, municipalidades, vendedores ambulantes y mas de algún amargado que se queja por cualquier cosa, pero así y todo no podrán callar nuestras melodías, y nuestro canto.

Los dejamos con un video de la increíble música de Metro Jazz, con una introducción, como ellos mismos dicen, de los cartoons del recuerdo.

¿Qué te parece que músicos como estos toquen en el metro?