El “Chinchinero”: Icono del patrimonio cultural chileno

El “Chinchinero”: Icono del patrimonio cultural chileno

Al chinchinero lo reconocemos como un personaje que es parte de nuestra cultura popular chilena, actividad que nace en Santiago durante la década de 1920, y donde es pionero Lázaro Kaplán, artista que acompañado de un organillo tocaba el chinchín y el bombo. Es así como a través de los años esta tradición fue imitada por otros músicos, entre ellos, Héctor Lizana Guitiérrez, quien en el año 1936 acompañaba a un organillero por las plazas y calles vendiendo pelotas de aserrín, convirtiéndose posteriormente en un reconocido chinchinero, quien impuso el particular baile y movimientos como se conocen hasta hoy, transformándose en un oficio de herencia familiar Organillo Lizana.

Estos personajes recorren las calles de Chile con un bombo en su espalda, golpeándolo con un par de varas, como también, llevando arriba de este dos platillos que los hace sonar en coordinación con una cuerda que se ata en uno de sus zapatos. Es así como el chinchinero vestido con un particular traje formal y sombrero ejecuta dinámicos y acrobáticos pasos para deleitar al público.

Durante el año 2013 la Corporación Cultural Organilleros de Chile se convirtió en la primera organización de Valparaíso nombrada como “Tesoro Humano Vivo 2013”, distinción entregada por el Programa de la Unesco, el cual fue implementado en Chile a través del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA). (prensa.ucv.cl).

Hoy esta tradición, parte del patriomonio cultural de Chile sigue vigente en las calles, quizás ya no es tan común verlos acompañados de organilleros, pero si poniendo en escena a grandes y pequeños, deleitando con sus particulares sonidos y bailes al público interesado a cambio de un aporte voluntario.

Comentarios

Deja un comentario