Javiera Venegas, documentalista: “Siempre que hablo sobre la temática de la locura y todo lo que conlleva dejo de lado los prejuicios”

Javiera Venegas, documentalista: “Siempre que hablo sobre la temática de la locura y todo lo que conlleva dejo de lado los prejuicios”

Cuando hablamos del arte, coincidimos que se trata de un concepto bastante amplio donde no solo podemos encasillarlo en una acción o técnica, pero hay ocasiones en que si podemos encontrarnos con propuestas que pueden combinar muy bien diferentes áreas.

Este es el caso del film "La Memoria al revés", un documental a cargo de la fotógrafa Javiera Venegas, el cual se desarrolla en uno de los Centros de psiquiatría más antiguos de Buenos Aires, y que está siendo realizado con la ayuda de cuatro países: Argentina, México, Brasil y Chile; donde Venegas logra potenciar su trabajo fotográfico, llevándolo más allá, involucrando lo audiovisual, con el fin de mostrar diálogos con pacientes en base a temáticas como libertad, la pintura, el arte y la institución. Es así como el documental que evidencia un proceso llevado desde el año 2016 al 2017 llama a la  reflexión crítica sobre la locura y la sociedad, y el distanciamiento que se produce a nivel humano con personas consideradas en teoría especiales.

Javiera Venegas, quien es la directora del film, el cual está siendo coproducido por la productora chilena, Muchacha Audiovisual, conversó con Captura Cultura y nos contó más sobre este importante y bello trabajo.

¿Cómo se inicia este proyecto, de primero documentar a personas de un psiquiátrico en Buenos Aires para luego convertirse en un film?

“La memoria al Revés¨ parte desde una experimentación fotográfica que hice durante el año 2016 y 2017, la cual usé como medio para poder expresar un tema tan controversial como lo es la institución psiquiátrica, un asunto que no se escapa de los prejuicios. Esto dio pie a preguntarme cómo comunicar de forma elocuente aquellas conversaciones que tenía con los pacientes en una imagen fotográfica.

Ante todo, una imagen debe transmitir emociones para dar sensaciones, y así poder conmover al receptor. Es por ello que decidí indagar más a fondo porque sentía que como fotógrafa no lo estaba consiguiendo y eso me frustraba profundamente. A raíz de esto, me atrevo a decir que experimenté una crisis, la cual me motivó para poder buscar en otra disciplina. Es así como llegué al lenguaje audiovisual, que sin dudas se ha transformado en una obsesión.

¿Qué fue lo que más te impactó o sorprendió de estas personas y el proceso de trabajo?

Lo que más que me sorprendió (y el motivo crucial del documental) fue un pintor llamado Enrique, con  una gran sensibilidad por la música, la literatura, la fotografía, el  cine y otras expresiones artísticas. Él es una persona racional en un hospital psiquiátrico, que posee una gran fortaleza, así como también, un carisma envidiable. Es por esto que el proceso de filmación ha sido enriquecedor en un principio, pero sin embargo ha pasado por varios periodos porque la espontaneidad ha sido siempre uno de los principales objetivos como realizadora. Por  suerte, he sabido enfrentarlo de manera óptima, con mucha paciencia.

¿Cuáles son las principales temáticas que se desarrollan en "La Memoria al Revés" y cuál es el mensaje que se quiere transmitir?

“La Memoria al Revés” es el registro documental de un pintor que habita un hospital neuropsiquiátrico de la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Es un grito a la sensibilidad que explora la locura, la institución, el arte y la libertad. La finalidad de este proyecto es visibilizar una problemática que ha sido poco expuesta ante los ciudadanos.

A la palabra "Locura" en general se le da una connotación negativa o que afecta a la salud mental. Pero también solemos llamar "locos" a quienes se escapan de los parámetros tradicionales que impone un sistema o una sociedad. ¿Cuál es tu opinión respecto a esta temática?

Siempre que hablo sobre la temática de la locura y todo lo que conlleva dejo de lado los prejuicios. El prejuicio parte desde el sentimiento de superioridad ante una persona que está en un estado de vulnerabilidad, así como también, por falta de conocimiento. La sociedad moderna (siglo XV), provocó una serie de cambios emblemáticos en la conducta humana generando una moral que determina un comportamiento homogéneo en su totalidad. Todo aquel que se salía de esa norma general (homosexuales, libertinos, prostitutas, enfermos crónicos) eran encasillados como locos y debían ser castigados. Es evidente que en nuestros tiempos existen patologías con su pertinente diagnóstico y necesitan de un tratamiento médico para poder contrarrestar la enfermedad. Sin embargo me pregunto: ¿Sería la mejor opción una institución psiquiátrica para poder enfrentar una enfermedad mental?¿De qué manera la sociedad se desinteresa de este problema?

¿Podemos encontrar varios talentos en un psiquiátrico?, ¿podrías ver una solución para visibilizar más sus aptitudes?

Existe talento dentro y fuera de un hospital psiquiátrico. El talento es producto de una construcción que requiere constancia de una misma práctica y no es inherente a una enfermedad mental. Creo que para visibilizar cualquier aptitud de un paciente internado no solo debería caer la responsabilidad en la psiquiatría sino en una sociedad más consciente y participativa, a través de la empatía.

¿Cómo ha sido esta alianza con otros países para poder realizar el documental y cuáles son los obstáculos que han tenido que sortear en la producción?

Los cuatro países involucrados  (Chile, Argentina, Brasil y México) han sido cruciales para mí como directora. He tenido la suerte de trabajar con artistas que me han dado mucho apoyo en cada una de sus disciplinas. Hemos enfrentado el obstáculo de la distancia principalmente con los editores de la productora mexicana AAA (Antonio Hernández Echazarreta y Adrián Ramos Garza)  pero a través de videollamadas supimos superarlo de forma óptima. Actualmente mi residencia es en Buenos Aires y es allí donde laburo con el guionista brasilero Léo Kildare Louback quién vive allí también. Esporádicamente viajo a Chile, en donde he tenido la oportunidad de grabar en estudio a la pianista Carmen Gloria Castillo, quien es la encargada del soundtrack del documental.  Además este año comencé a trabajar con la productora “Muchacha Audiovisual” (Marlyam Calderon y Geraldine Aguilera), quienes me han asesorado en todo el proceso de postproducción. Cabe destacar que este proyecto es independiente y no contamos con apoyo financiero de ninguna institución estatal ni privada.

¿Por qué hay que ver La Memoria al Revés?

Este  documental  ofrece una  mirada reveladora. Es el registro de una amistad basada en charlas cotidianas, lo cual permite visualizar el paso esporádico de un artista esquizofrénico desde el inicio de su internación psiquiátrica hasta el término de su tratamiento. Una mirada que ha dejado de lado los prejuicios para poder mostrarnos un mundo de coherencia y sensibilidad.

 

Trailer del documental (aún sin fecha de estreno)

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.